Fue una ceremonia de clausura entre contrastes: la pequeña celebración respondió a las necesidades de respetar las medidas de bioseguridad y distanciamiento social que exigen los tiempos actuales, mientras las extraordinarias cifras arrojadas por las diversas plataformas que sirvieron de canal de comunicación entre la 11° Feria del Libro de Caracas y sus usuarios eran dignas de un enorme abrazo de celebración colectiva.

Organizada en tiempo récord, con el mayor ahorro de recursos posibles y en un proceso de producción y reinvención de sí misma que podríamos llamar robinsoniano, la feria de promoción de la lectura más importante de nuestra ciudad trascendió este año su alcance geográfico y llegó a los hogares de miles de personas dentro y fuera de nuestro país.

Luego de seis días consecutivos transmitiendo 90 actividades entre presentaciones, charlas, foros, recitales, talleres tutoriales, homenajes y premiaciones, la acogida que registró la feria a través de Facebook Live, Instagram, Youtube, Twitter, Zoom, y a través de medios como La Iguana, superaron cualquier expectativa previa y marcó, en palabras de María Isabella Godoy, presidenta de Fundarte, un hito revolucionario que fortalece como equipo a Fundarte y abre el abanico de posibilidades para que la Feria del Libro de Caracas llegue a más y más personas en futuras ediciones, incluso cuando la misma se realice de manera presencial.

“Leer nos acerca”, es mucho más que un lema

Para Carlos Duque, productor general del evento, el necesario confinamiento que inicialmente se perfilaba como un desafío, se convirtió en el escenario para una suma de voluntades que se tradujo en la presencia de 17 expositores internacionales, un número superior al registrado en años anteriores. Otro maravilloso resultado de este esfuerzo por promover la cultura y el pensamiento fue el contar entre los invitados de esta edición con personajes de la talla del sociólogo Boaventura de Sousa Santos.

“Uno que ha trabaja en tantísimas ferias sabe que a veces es muy difícil hacer agenda con personajes tan reconocidos. A veces hay que pautar con ellos con tres años de anterioridad porque son personas que ya tienen una agenda sumamente apretada. Sin embargo esta vez, dadas las condiciones mundiales en torno a la pandemia del Covid-19, fue cuestión de contactarlos y hacerles la invitación, y fue asombroso como comenzaron a llegar respuestas positivas”, afirma Duque.

Cifras que siguen creciendo

Hasta la mañana de este 28 de julio eran más de 100.000 visitantes lo que habían ingresado al portal digital www.feriadellibroccs.org.ve para conocer los avances recientes en el ámbito editorial, títulos disponibles, listado de profesionales y demás contenidos difundidos por la feria, pero este número continúa creciendo y las actividades subidas en la red continúan sumando espectadores. “Tenemos videos que en su primer día de difusión alcanzaban las 160, 180 reproducciones. Eso es mucho más de lo que cabe en un pabellón de una feria convencional, y ese número sigue creciendo porque la gente comparte los contenidos. Además, en una feria como convencionalmente la conocemos es muy difícil que una persona pueda asistir a todas las actividades, en esta ocasión los contenidos están disponibles en youtube y quien se no haya podido verlos en vivo puede acceder a ellos cuando quiera”, asegura Carlos Duque.

La feria como espacio para el reconocimiento e incentivo a la escritura

Este año el escritor homenajeado de la Feria del Libro de Caracas fue el filósofo, narrador y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela. “Yo quedé sorprendido porque por lo general uno cree que para que le rindan un homenaje o le den un reconocimiento hay que ser una persona muy mayor o hasta estar muerto”, afirmó entre risas durante la ceremonia de apertura del evento. Al respecto, la alcaldesa de Caracas, Érika Faría, hizo mención a la importancia de reconocer e incentivar a los jóvenes escritores cuyo trabajo se traduce en un valioso registro de la Venezuela que somos.

Como es tradición desde hace varios años, la Feria del Libro de Caracas sirve de marco para la entrega del premio de literatura Stefanía Mosca en sus diferentes menciones. Los ganadores de este premio, además su reconocimiento e incentivo en metálico, son premiados con la publicación de sus obras y su incorporación a la grilla del año posterior. Este año los escritores premiados fueron: Stanley Ercilio Gamarra Durán (mención narrativa), Miguel Mendoza Barreto (mención poesía), Oscar Orlando Conde (mención crónica) y José Javier León (mención ensayo).