José Vivas ingresó a los 23 años a la Universidad Central de Venezuela (UCV) para estudiar arquitectura, graduándose en 1956. Para ese mismo año trabajó en el Museo de Arte Moderno de Caracas y junto al español Eduardo Torroja, con quien diseñó el Club Táchira.

Además, construyó el Pabellón Venezuela para la Exposición Universal de Hannover 2000, donde creó la famosa Flor de Hannover, alusiva a la orquídea venezolana sobre un Tepuy, monumento natural propio de la nación tricolor. Aunque a algunos pareció imposible, “la primera estructura automática mutante del mundo” se hizo realidad y llevó el nombre de Fruto a todos los rincones del mundo. Posteriormente, en el 2008 fue trasladada a Barquisimeto y, en 2013, fue nombrada Patrimonio Cultural de Venezuela.

El estilo arquitectónico de Vivas es de calibre internacional y moderno, no obstante, varían ambos estilos mediante influencias humanistas y naturalistas. Éste también usa ecología y parte de su filosofía es integrar más la vida del hombre a la naturaleza y como arquitecto maximizar la felicidad del hombre.

Todo su aprendizaje sobre arquitectura popular fue plasmado de forma didáctica en el libro Las casas más sencillas, un manual de construcción donde explica a las personas cómo realizar su propia casa con materiales económicos,

Entre sus más recientes obras, figura el Mausoleo donde reposa el cuerpo de Hugo Chávez desde el año 2013, el cual diseñó junto con otros colegas de manera gratuita y al que incorporó una flor, en representación de la vida. En 2016 estuvo en proyectos de diseño de la Embajada venezolana en Cuba.

Por estas razones y por muchas más el Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, decide rendir honor a este invaluable hombre, en esta edición de la Feria del Libro de Caracas, que celebra a la Ciudad en sus 450 años.

LOGOparaPag FLC2017 159x390px 02
IconosRedes Pag tw IconosRedes Pag ig IconosRedes Pag IconosRedes PagYT
Visitas
contador de visitas